La universidad en Paraguay ¿es funcional o pide a gritos un nuevo modelo?

Así se cuestionaron universitarios, docentes, investigadores, analistas, consultores y miembros de Paraguay Ahora, quienes participaron en un intercambio sobre los retos del sector. En el marco del proceso de ampliación del diálogo de la plataforma, los 30 participantes reflexionaron sobre la producción de conocimiento para el desarrollo del país y los desafíos coyunturales del Paraguay.

La conversación inició con la presentación de las propuestas de la plataforma (plasmada en la narrativa “Paraguay del diálogo a la acción”), a cargo de José Colbes y Maya Riquelme. Luego, se ampliaron temas como los problemas estructurales y el rol de la academia ante la crisis sanitaria, la desarticulación interna y externa de la universidad, la competitividad, la internacionalización y su vínculo con la necesidad de un estado de derecho como garantía.

Federico Mora, coordinador de BECAL y miembro de Paraguay Ahora, señaló el rezago en los instrumentos necesarios para favorecer la internacionalización y el intercambio entre carreras y facultades de una misma universidad y entre otras. “Es un llanto reiterado el que no tengamos el crédito académico para poder internacionalizarnos. No nos permite una movilidad universitaria”, dijo.

Maya Riquelme, también miembro de la plataforma, problematizó la desarticulación con el interior del país. “Los ciudadanos de estas regiones votan, eligen y no están suficientemente educadas. Hay que pensar en el sistema fuera de la capital y extender los cuestionamientos que surgen hacia los demás departamentos”, indicó.

Para el investigador Christian Shaerer, el modelo actual de la universidad tiene un sesgo muy grande en la competitividad y la internacionalización. Las universidades paraguayas no son opciones atractivas para estudiantes ni profesores extranjeros. A esto, la bióloga Silvia Elena Sánchez sumó que no tenemos profesores ni compañeros extranjeros porque Paraguay no es un país que pueda garantizar derechos básicos.

La doctora Antonieta Rojas de Arias, presidenta de la Sociedad Científica del Paraguay, se abocó a la desarticulación interna y externa de la universidad. Internamente, no existe claridad sobre qué es investigación y qué no. No tienen lineamientos sobre los temas que desean desarrollar y además, los procesos de investigación son individualistas. Externamente, las investigaciones generadas no tienen una propuesta de aplicación para su entorno.

Para Arturo González, investigador de la Facultad Politécnica — UNA, otro problema que vive el sector es que las posiciones de toma de decisión no son ocupadas por investigadores. “¿Cuántos tomadores de decisiones conocen la importancia de la ciencia? ¿Cuántos de nosotros tenemos alguna posición de toma de decisión en algún ámbito académico? Tenemos que salir un ratito del laboratorio para pisar la cancha con gente que no entiende de esto”, declaró.

El consultor Jaime Jara recapituló algunos de los problemas estructurales que acompañan la pandemia: corrupción, abuso de poder, venta de favores, problemas en la función pública, desprotección social y vulnerabilidad. Todo esto, en el marco de las nuevas comunicaciones donde cada uno es dueño de su verdad y somos víctimas de manipulaciones.

Luego de más de 2 horas de intercambio, José Colbes, de Paraguay Ahora, cerró el conversatorio al que consideró un punto de partida y el camino para lograr grandes cambios en el Paraguay. “A veces queremos que las soluciones sean rápidas pero tenemos que ser capaces de construir con lo que tenemos; identificar oportunidades de incidencia y trabajar en eso”, concluyó.

Las opiniones de los invitados, vertidas en este espacio, son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la plataforma Paraguay Ahora.

Si deseas aportar ideas, propuestas o comentarios, podes hacerlo en www.paraguayahora.com/documento.

Paraguay Ahora es una iniciativa impulsada por líderes y lideresas de diferentes sectores que buscan incidir en la construcción de políticas públicas con herramientas y acuerdos que se transformen en acción. Este espacio de diálogo estratégico es apoyado por el Banco Mundial.

Jajohecha peve!

Un espacio de diálogo estratégico entre nuevas generaciones para conectar ideas y transformarlas en propuestas para incidir en las políticas públicas del país.

Un espacio de diálogo estratégico entre nuevas generaciones para conectar ideas y transformarlas en propuestas para incidir en las políticas públicas del país.